Un momento de la presentación llevada a cabo ayer lunes

Galdakao abre la exposición más completa sobre la Guerra Civil en Euskadi, con recuerdos y fotografías expuestas en Torrezabal Kultur Etxea

Cultura

El Ayuntamiento de Galdakao, Sabino Arana Fundazioa y el grupo Galdako Gogora presentaron ayer lunes en Torrezabal Kultur Etxea la exposición más completa sobre la Guerra Civil en Euskadi, con diferentes recuerdos y fotografías. Esta muestra es el resultado de juntar en el mismo espacio la exposición itinerante "¡Nunca más! Imágenes de guerra 1936-1939", una muestra concebida para reflexionar sobre las desoladoras consecuencias que acarrean las guerras, y una recopilación de fotografías y documentos referidos a Galdakao y recuperados por Galdakao Gogora y el Ayuntamiento local.
Esta muestra podrá contemplarse en Torrezabal desde el 26 de marzo al 30 de marzo y del 10 de abril al 27 de ese mismo mes. Horario de apertura al público: de lunes a viernes, de 17,30 a 20,30 horas.
En esta presentación, el alcalde de Galdakao, Ibon Uribe, puso acento en la importancia que para los jóvenes tienen muestras de estas características que "lo que nos permiten es mirar hacia atrás y recordar el trabajo hecho por nuestros mayores, con sus sufrimientos y penalidades, para llegar hasta aquí". Uribe recordó cómo su bisabuelo, Jose Luis Uribe Bilbao, fue fusilado en el transcurso de la Guerra Civil y cómo "todas las familias tenemos algún vínculo, directo o indirecto, con aquel período que conviene no olvidar como parte de nuestra memoria histórica".
"La exposición aportada por la Fundación Sabino Arana se complementa con otra muestra fotográfica de gran valor para Galdakao y que es el resultado del brillante trabajo de investigación de un grupo de personas de nuestro pueblo, que ha encontrado y documentado vestigios de aquella época. Esta exposición fotográfica será también expuesta en Txapelena en mayo", comentó Uribe.
Juan Mari Atutxa, presidente de la Fundación Sabino Arana, se acercó a Galdakao para compartir esta presentación, en la que subrayó "la importancia de gestos como éste, donde diferentes instituciones y asociaciones colaboran para empujar iniciativas comunes. Atutxa destacó el perfil incluso pedagógico que tiene esta exposición, "en la medida que nos enseña que en una guerra pierden todos. Por eso mismo, en esta recopilación figuran testimonios de los dos bandos contendientes en la Guerra Civil porque es la mejor forma de abordar precisamente ese mensaje: en una contienda, nadie gana y todos perdemos", precisando el fondo humano de esta muestra: "Aquella sí fue una generación pasó calamidades y supo salir adelante".
Por su parte, Eunate Barroeta, en representación de "Galdakao gogora", recordó cómo este grupo se creó el pasado año con motivo del 74 aniversario de los bombardeos. "El grupo está compuesto por personas interesadas en la historia, de todas las edades y con diferentes sensibilidades políticas. Nuestro objetivo es trabajar, apoyar, colaborar y compartir con las iniciativas públicas y distintos colectivos de Galdakao todo aquello que se realice por la recuperación de la Memoria Histórica", haciendo hincapié en la ilusión "contra años de silencio y de intentos de acallar lo que decía, pensaba, o sentía la gente del pueblo. Estamos para desenterrar los recuerdos de una contienda incivilizada".
La muestra, una selección de las mejores imágenes del libro del mismo título editado por la Sabino Arana Fundazioa, refleja la violencia que asoló a Euskadi durante la Guerra del 36. Las imágenes de este montaje se ven acompañadas del testimonio de numerosas personas, que como actores destacados y observadores cualificados, relatan sus vivencias y expresan sus opiniones sobre lo que vieron y padecieron. Pero a la vez, esta exposición está concebida para que no olvidemos cuánto sufren los pueblos con las guerras y la desolación que viven los supervivientes; cuál fue la cruda historia de Euskadi durante ese período; y también para que nadie albergue en el futuro la maliciosa tentación de negar la autenticidad de lo que tuvieron que vivir nuestros mayores y para que nunca más vuelva a repetirse.
El libro en el que se basa la exposición ha sido realizado por las historiadoras guipuzcoanas Leyre Arrieta y Miren Barandiaran y reúne cerca de 400 fotografías, muchas de ellas inéditas, sobre la guerra de 1936-1939 en Euskadi, recogidas en archivos y centros documentales públicos y privados de todo el Estado español. Tanto la publicación como la exposición contienen duras imágenes de guerra, pero también dejan testimonio de lo que fue la vida cotidiana de la población civil durante los tres años que duró la contienda en Bizkaia, Gipuzkoa, Araba y Nafarroa.
Asimismo, en el mismo marco de esta exposición, el jueves 19 de abril, a las 19,00 horas, se llevará a cabo una charla-conferencia a cargo de Lourdes Herrasti. Licenciada en Geografía e Historia UPV/EHU. Miembro de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, en donde participa en las investigaciones de fosas comunes y desaparecidos de la Guerra Civil. En Torrezabal Kultur Etxea.