Volver arriba
  • 12/09/2019

Un proceso participativo decidirá cómo solucionar definitivamente el problema de la Haurreskola de una manera integral

El Ayuntamiento de Galdakao ha dado una solución urgente al problema derivado de la gestión del ayuntamiento precedente. Ha tomado medidas de manera urgente, pero con la mirada puesta en dar una solución integral y definitiva. Los agentes y usuarios y usuarias implicadas en la cuestión serán los que decidirán su futuro, en un proceso participativo.


El ayuntamiento anterior construyó un nuevo edificio en la plaza Lehendakari Agirre. Gastó 830.000 euros para ello. Pero el problema que tenía la vieja escuela de la calle Bizkai no se arregló: 18 personas se quedaron sin plaza. La nueva corporación ha estado en busca de soluciones con los padres y madres, con el Consorcio de Haurreskolak y con las técnicas municipales. Y, tras varias reuniones y negociaciones, ha conseguido que se acondicione y se abra el viejo centro de Bizkai para el día 18 de este mes. Ahí se acogerá, de manera preventiva, los niños y las niñas que por falta de espacio de la nueva escuela se han quedado sin plaza.


Pero ese no es el objetivo. El gobierno municipal quiere dar una solución integral al tema y actuará en esa dirección. Pero no de cualquier manera: decidirá la solución a través de un proceso participativo. Hay varias opciones encima de la mesa: entre otras, ampliar la haurreskola de la plaza Lehendakari Agirre y buscar otra ubicación. De todas maneras, serán las personas directamente afectadas las que decidirán el futuro de la escuela.