Volver arriba
  • 28/02/2020

Se adecúa la normativa para que las y los trabajadores del ayuntamiento reciban el 100% de su sueldo también en bajas largas

El pleno municipal de febrero ha dado luz verde a una decisión que incidirá directamente en los y las trabajadoras del consistorio: a partir de ahora, esas trabajadoras y trabajadores recibirán el 100% del sueldo desde el primer día de baja hasta el último. Hasta ahora el personal en régimen de incapacidad temporal sufría un recorte del 20% en su sueldo a partir del sexto mes de baja, cuestión que castigaba a esos trabajadores y trabajadoras. A partir de ahora, también recibirán la totalidad de su sueldo aquellas personas que se encuentren en bajas largas; el mismo sueldo que recibían el mes anterior a la situación de incapacidad.


El cambio tiene como base la Ley 6/2018 a través de su disposición adicional 54. Ese marco normativo que regula el régimen de incapacidad temporal del personal de las administraciones públicas elimina las restricciones existentes y permite que cada administración determine, previa negociación colectiva, las retribuciones que ha de percibir el personal durante la situación de incapacidad temporal.


Dicha ley entró en vigor en julio del 2018 pero el Ayuntamiento de Galdakao no lo ha incorporado en su reglamento hasta ahora. El equipo de gobierno compuesto por EH Bildu, Auzoak, Usansolo Herria y Podemos ha consensuado el cambio de reglamento con el comité de empresa. El cambio aprobado con la firma de todos los sindicatos se ha oficializado en el pleno de febrero, pero se implementará con carácter retroactivo desde principios de año. La medida se ha aprobado por unanimidad.



Petición sobre el metro


Ha sido otro tema el que ha generado polémica en el pleno de febrero: el metro. En el debate sobre la moción presentada por el representante de Podemos, la oposición le ha acusado de actuar con intereses electorales al volver a llevar el tema al pleno. Aún y todo, tras varias acusaciones y debates, se ha aprobado la propuesta.


La moción aprobada recoge cinco puntos. En primer lugar, insta al Gobierno Vasco y a la diputación a presentar el estudio informativo de la conexión del municipio de Galdakao con la Red del Ferrocarril Metropolitano de Bilbao en el plazo de tiempo más breve posible, así como el plan de financiación de la infraestructura y un calendario fiable de inicio y finalización de las obras.


En segundo lugar, insta a las instituciones implicadas a priorizar el proyecto de la estación intermodal de Sarratu en el diseño definitivo de la línea, así como a que la infraestructura satisfaga el derecho a la movilidad sostenible de la población de los barrios de Aperribai y Bengoetxe, y de los centros de trabajo situados en esa zona.


También solicita que el proyecto de construcción de la infraestructura ferroviaria se acometa en una sola fase o, en su defecto, se aborde de forma prioritaria la conexión del casco urbano de Galdakao y de los mencionados barrios de Aperribai y Bengoetxe.


Así mismo, el ayuntamiento insta al Gobierno Vasco a crear una mesa de trabajo con las corporaciones municipales de Etxebarri, Basauri y Galdakao para iniciar un proceso de reflexión acerca del destino de los terrenos liberados por el abandono del actual trazado de la línea de Euskotren, a fin de que en cada municipio se puedan abordar cuanto antes los oportunos procesos.


Por último, el pleno solicita que el proyecto de construcción de la infraestructura ferroviaria se acometa como una prolongación soterrada de la Línea 3 y que, a su vez, por el extremo contrario, conecte directamente en la estación de Usansolo con la línea general de Euskotren.


EH Bildu ha solicitado, vía enmienda, añadir este último punto a la moción presentada. Podemos ha aceptado la propuesta, por lo que el pleno ha aprobado la moción de cinco puntos con los votos a favor de Podemos, EH Bildu, Auzoak y Usansolo Herria, las abstenciones del PNV y PSE, y el voto en contra del concejal no adscrito Miguel Ángel Martín. La enmienda presentada por este último no ha sido aceptada por el proponente de la moción, por lo que ha sido rechazada.