Volver arriba
  • 10/12/2019

La separación de residuos orgánicos: asignatura pendiente de las y los galdakoztarras

Los contenedores grises de basura deberían guardar, únicamente, residuos resto. ¿Es así en Galdakao? ¿Las y los galdakoztarras separan bien los residuos? No. En la prueba realizada hace un par de semanas, casi la mitad de los residuos del contenedor gris analizado era orgánico; concretamente, el 48%.


La caracterización se realizó en el quiosco de Kurtzeko plaza la tarde del 28 de noviembre, públicamente. Se clasificó un contenedor de resto de Galdakao, dentro del cual se hallaron 17 bolsas de distintos tamaños.


La actividad consistió en abrir cada bolsa y clasificar todo lo depositado en las mismas según el sistema de recogida selectiva: fracciones de restos orgánicos de origen vegetal, papel y cartón, envases ligeros, envases de vidrio, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, medicamentos, y finalmente, la fracción resto, que sería la única depositada correctamente en ese contenedor.


La prueba ha dejado resultados preocupantes: un 48% de lo depositado era materia orgánica, un 23% papel y cartón, un 16% envases ligeros, un 2% residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, y un 11% resto o residuos no reciclables. Sólo el 11% de los residuos del contenedor gris estaba depositado adecuadamente al no ser reciclable.


Se han detectado otros comportamientos no adecuados: aunque haya sido anecdótico, también se han hallado algunos medicamentos que deberían haberse depositado en las farmacias. Asimismo, es reseñable que se había depositado varios alimentos no caducados en sus envases originales, lo que pone de manifiesto otro de los grandes problemas ambientales y sociales a atajar como es el desperdicio alimentario.


El aspecto más positivo lo dejó el vidrio, por su ausencia. Parece ser la recogida selectiva más consolidada por ser la primera que empezó a realizarse.


"Estos datos vienen a constatar que queda mucho trabajo por hacer en lo que a generación y separación en origen de residuos se refiere, ya que aunque existan los medios para realizar esa separación, todavía hay galdakoztarras y establecimientos que aún siguen depositando todos los residuos en el contenedor gris, cuando debería ser únicamente el 11% de lo depositado. Si a eso le añadimos que es la fracción con el coste de tratamiento más caro y que debemos llegar a reciclar el 65% para el 2030, habrá que hacer una reflexión sobre los siguientes pasos a dar", apuntan desde el departamento de medio ambiente.