Volver arriba
  • 16/09/2021

Galdakao realiza por primera vez un diagnóstico sobre sus montes municipales y queda en evidencia la necesidad y posibilidades de un cambio en la gestión

Galdakao no disponía hasta la fecha de un diagnóstico sobre el estado de sus montes de uso público. En enero de 2020 este Ayuntamiento solicitó información al respecto a la Diputación Foral de Bizkaia, y así tuvo conocimiento de que los únicos estudios que se habian realizado sobre terrenos forestales pertenecientes a Galdakao siempre fueron estrictamente económicos. Para conocer la situación de esos terrenos de forma integral y analizar si se está realizando una gestión adecuada de los bosques municipales, el Consistorio ha realizado un diagnóstico exhaustivo de la mano del doctor en Etnobotánica Gorka Menéndez. El Ayuntamiento cumple así con la medida número 34 de su Plan de Gobierno. La concejala de Medio Ambiente, Nerea Orozko, ha explicado que lo que hay que hacer ahora es analizar las conclusiones que se recogen en el diagnóstico y, con el objetivo de recuperar para el pueblo los suelos forestales, realizar un plan de gestión ajustado al resultado de dicho estudio.

Las principales conclusiones son las siguientes:

El Ayuntamiento de Galdakao dispone de nueve montes de utilidad pública: Azpuru-Ergoien, Santa Marina-Ganguren, Uraburu, Askarri-Padrola, Artola-Txispamendi, Burutoetzagana, Upo-Lekubaso, Arrialtadua y Seata (este último se encuentra en Bedia pero es propiedad de Galdakao).

Estos montes representan aproximadamente el 20% del total del municipio, 503 hectáreas. Otras 300 hectáreas forestales de Galdakao son propiedad de Diputación.

El pino es predominante, especialmente el pino marítimo. Representan 110.000 metros cúbicos de madera. Además, muchas son plantaciones añejas de pino, mayores de 60 años, con el ciclo de producción terminado. Esos árboles de madera son un gran recurso.

✅ Aunque puede ser bueno mantener algunas parcelas de pino, hay que ir dando cabida a las especies autóctonas.

Ahora es el momento. La silvicultura de Bizkaia y Gipuzkoa se encuentra en un momento histórico, con gran cantidad de pinares y eucaliptos al final de su ciclo. Es hora de pensar si se quiere reorientar, reordenar, cambiar la política forestal. Las opciones están abiertas.

✅ Aunque la mayoría de los bosques están destinados a la producción, hay algunas destinadas a actividades agrarias y los espacios de ocio están cobrando fuerza; cada vez se utilizan más y hay necesidad de regularlos.

De cara al futuro, se debe potenciar un uso multifuncional. Hasta ahora esos montes se utilizaban exclusivamente para la producción de madera pero también se necesitan terrenos para la conservación, potenciar la actividad agrícola y poner atención en el uso como ocio.

Hace falta una planificación específica frente a plantas invasoras.

Los montes de Galdakao no tienen un plan de gestión; no hay criterios ni líneas de trabajo claras. Este es un punto débil, ya que se le podría dar una mayor y mejor usabilidad; muchas de las tierras están abandonadas. Sin embargo, esta debilidad no es del todo mala, ya que ha dejado beneficios de forma involuntaria: los bosques se han regenerado y fortalecido por sí solos e incluso en algunos lugares, bajo los pinares se están creando bosques autóctonos. En cualquier caso, se necesita una dirección: establecer objetivos y elaborar un plan para ello.

Aunque se trate de propiedades del Ayuntamiento, la competencia para la gestión de los terrenos forestales destinados al uso público corresponde a la Diputación Foral de Bizkaia. El Ayuntamiento tiene la potestad para elaborar un plan. En caso de que elabore dicho plan deberá remitirlo a la Diputación y, buscando el consenso, deberá contar con el visto bueno de la Diputación.

Teniendo en cuenta todo ello, el Ayuntamiento de Galdakao comenzará a elaborar un plan de gestión y, tras su elaboración, lo presentará a la Diputación para que ésta inicie una gestión adecuada. Posteriormente, el Ayuntamiento tiene previsto realizar un seguimiento del cumplimiento del plan.

Así mismo, en octubre, el Ayuntamiento y el autor del estudio explicarán en una exposición pública a las y los galdakoztarras la situación de sus montes, las conclusiones del diagnóstico y la reflexión que se está realizando. Se informará sobre la fecha concreta.