Volver arriba
  • 10/12/2020

Galdakao aprueba unos presupuestos que, a pesar de la disminución de ingresos, incrementa en un 14,4% la partida de Promoción Económica y en un 8,6% la de Acción Social

El Ayuntamiento de Galdakao ha aprobado los presupuestos más sociales de los últimos años, para lo que ha decidido aumentar las partidas destinadas a cubrir las necesidades básicas de la ciudadanía, a pesar de que se prevé una importante disminución de los ingresos a causa del COVID-19. La propuesta ha contado con 12 votos a favor de los componentes del equipo de gobierno EH Bildu, Auzoak, Usansolo Herria y Podemos, 6 abstenciones del PNV y el concejal no adscrito y los votos en contra de los dos concejales del PSE.


Los presupuestos aprobados para 2021 ascienden a 33.313.975 euros, 4.238.867 menos que los de 2020 (12,72% menos). Además, cumpliendo lo prometido por el gobierno municipal, se destinará un millón de euros a lo decidido por la ciudadanía en los presupuestos participativos. Teniendo en cuenta la difícil situación actual, este millón supondrá prácticamente la totalidad de la partida que se destine a inversiones.


El gobierno municipal ha trabajado las cuentas en base a cinco prioridades: invertir los recursos municipales en y con las personas, en esta dura situación de crisis; apoyar la economía local; invertir en la educación y cultura para un futuro mejor; promover la digitalización para adaptarse a las necesidades presentes y futuras; y dar cauce a la voz de la ciudadanía.


Los datos muestran la decisión de incidir en las personas. A pesar de tener menos ingresos, la cantidad destinada a Acción Social ha aumentado un 8,64%, poniendo el foco en las necesidades de la población en situación de vulnerabilidad. Así, la partida destinada a las ayudas de emergencia social ascenderá a 700.000 euros (179.157 euros más), y las ayudas sociales individuales han aumentado considerablemente, pasando de 15.000 a 135.000 euros.


Para reforzar el tejido económico y social de Galdakao se incrementa un 14,4% la partida de Promoción Económica y también aumenta la destinada al empleo. La ayuda a la Asociación de Comerciantes se ha multiplicado, pasando de 80.000 euros a 195.000. Para impulsar las pequeñas y medianas empresas de los polígonos se han reservado otros 20.000 euros, y 30.000 euros para iniciar la promoción turística.


Con el convencimiento de que la cultura vasca y la educación significan un municipio sólido, esta inversión se verá incrementada en un 7%: se reforzarán udalekus y ludotecas, y se fomentará el arte escénico en los centros educativos, entre otras medidas.


La cantidad destinada a la digitalización experimentará un incremento muy importante: un 51,12%. Apostar por la digitalización es apostar por el presente y el futuro, un reto al que el ayuntamiento tiene que responder necesariamente. Se trata de un incremento de 65.300 euros.


La participación, la transparencia, la gobernanza abierta y la colaboración son características de este gobierno municipal, por lo que 1.000.000 de euros se destinarán a la ejecución de las propuestas que la ciudadanía propone y decide en los presupuestos participativos. Por otro lado, destaca el incremento del 6,93% del departamento de Juventud.


Estas ampliaciones de partida para dar respuesta a las necesidades actuales se han visto obligadas a reducir otras, máxime teniendo en cuenta que el presupuesto es más reducido. La partida de Alcaldía es la que más ha bajado (27,14%), sobre todo en el apartado de protocolos, publicidad y otros trabajos externos. No obstante, dentro de este último ámbito, se han reservado 50.000 euros para el estudio de la Memoria Histórica con el fin de responder a una carencia histórica. La partida para Servicios Generales ha disminuido un 19,12%, la de Patrimonio y Hacienda un 10,59% y la de Área Técnica un 5,04%. Destaca la partida específica de fiestas, que se ha reducido en un 57,35%, ya que es difícil pensar que el año que viene se puedan repetir las fiestas en la forma que se hacía hasta ahora y las prioridades tendrán que ser otras.


En definitiva, el gobierno municipal elaboró unas cuentas ajustadas por razones de necesidad y por responsabilidad, pero con el objetivo de llegar a acuerdos, por lo que abrió la puerta a que los grupos de la oposición hicieran sus aportaciones. Ha mantenido reuniones individuales con todos ellos y ha buscado el consenso para incorporar a las cuentas las propuestas recibidas.


Ante las propuestas del PNV, el gobierno municipal ha incluído tres de ellas en los presupuestos: las actuaciones de dinamización comercial (45.000 euros), el parque biosaludable de Aperribai (42.000 euros) y el proyecto de adecuación del puente y acera de Elexalde (15.000 euros). También ha ofrecido al principal grupo de la oposición que otras propuestas se materialicen a lo largo del año a través de ajustes presupuestarios. El PNV, por su parte, ha decidido no apoyar los presupuestos y ha apostado por la abstención.


El gobierno municipal también ha ofrecido al PSE la incorporación de algunas de sus propuestas en los presupuestos: 75.000 euros destinados a bonos para la adquisición de alimentos frescos a las personas más necesitadas y 17.000 euros para la formación en el camino de la digitalización del comercio local. Asimismo, ha ofrecido al PSE que otras de las propuestas se materialicen mediante modificaciones presupuestarios a lo largo del año, incluida la reserva de 200.000 euros para la puesta en marcha del autobús interbarrios. El PSE, sin embargo, ha votado en contra, a pesar de lo que el pleno ha aceptado, por unanimidad, destinar 17.000 euros más a la formación para la digitalización.


Como consecuencia de todo ello, se han aprobado los presupuestos para 2021 a tiempo para que estén disponibles a principios de año, tal y como exige una buena gestión. Cabe destacar que en los últimos años se ha ido retrasando la aprobación de las cuentas incluso hasta abril en más de un caso, con todos los retrasos y gestiones inadecuadas que ello conlleva en la ejecución de los proyectos.