Volver arriba
  • 19/05/2022

En el 85. aniversario del bombardeo de Galdakao, el alcalde hace un llamamiento a trabajar las bases para evitar que se repita

Entre abril y junio de 1937, las tropas fascistas mataron a 40 ciudadanas y ciudadanos en Galdakao, la mayoría mediante bombas lanzadas desde el aire. Se contabilizaron 28 bombardeos aquella primavera en nuestro pueblo; el más sangriento, el de la tarde de aquel 19 de mayo. Una bomba lanzada a la entrada del refugio de Plazakoetxe donde debía resguardarse la ciudadanía, mató, hace hoy 85 años, a 16 personas: Ramona Astigarraga, Encarnación Basarrate Burgoa, Adelaida Etxebarria Ibarra, Sergia Etxebarria Ibarra, María Mercedes Izagirre, Moisés Jugo Abasolo, Maria Begoña Moreno Etxebarria, Tomás Lekue Etxebarria, Maria Lourdes Moreno Etxebarria, María Pilar Salaberria Egiluz, Tomás Sierra Etxeberria, Isabel Tutor Izagirre, Ascensión Ugalde Basauri, Sabino Uranga Ocerin, Maria Manuela Zamakona y Jose Goiarrola Agirre.

Coincidiendo con el 85 aniversario, el Ayuntamiento de Galdakao ha celebrado un acto de recuerdo en el parque que está junto a aquel refugio, en Plazakoetxe. “Las bombas lanzadas en aquella primavera de 1937 tenían un objetivo muy claro: realizar el máximo daño posible a un enclave estratégico como Galdakao, nexo de unión de la Bizkaia interior con Bilbao”, ha señalado el alcalde de Galdakao, Iñigo Hernando, en su intervención. “He ahí toda la infraestructura del Cinturón de Hierro que estaba dentro del territorio de nuestro municipio: éramos la antesala de la entrada de las tropas fascistas a la capital”.

El alcalde ha reivindicado verdad, justicia y reparación, objetivo por el que el Ayuntamiento trabaja en la recuperación de la memoria. Por ejemplo, el año pasado acondicionó la entrada del refugio de Tximiolarre; creó un recorrido urbano de memoria histórica que explica, mediante placas informativas, 5 escenarios significativos de la guerra de 1936 en Galdakao; y editó la publicación ‘Galdakao en la Guerra Civil’, elaborada por el historiador Ander Aperribai. Por otra parte, gracias al acuerdo formalizado con Aranzadi, se está realizando un estudio sobre vulneraciones de derechos humanos sufridos en Galdakao o por sus ciudadanos y ciudadanas; para ello, la sociedad de ciencias Aranzadi ha recogido testimonios directos. 

También se inició el proceso de recuperación de los restos humanos del galdakoztarra Pedro Asua, miliciano fusilado en Jaca. El Ayuntamiento de Galdakao, tras varios trámites, comenzó una colaboración con el Ayuntamiento de Jaca con el objetivo de poder exhumar el cuerpo de Asua y entregárselo a sus familiares. El encuentro que tuvieron el alcalde de Galdakao y el de Jaca en la localidad aragonesa en diciembre de 2021 aceleró el procedimiento, e Iñigo Hernando ha dado a conocer, hoy, el último paso que se acaba de dar en este sentido: el Gobierno de Aragón ha autorizado la exhumación y traslado de Asua desde el cementerio de Jaca a su pueblo natal, Galdakao. “Esperamos que en breve los restos de Pedro Asua descansen en su localidad, junto a sus familiares”, ha señalado Hernando. Al acto han acudido dos familiares de Asua, a quienes el alcalde se ha dirigido: «Bego, Josu: un abrazo muy fuerte, tenéis la meta cerca».

El sobrino-nieto de Asua Josu Larrea ha tenido palabras de agradecimiento para el equipo de gobierno que preside Hernando porque ve cercana la exhumación de su tío-abuelo. Siente que hasta ahora no se ha indagado como se debía, que no se ha buscado la verdad: “se ha silenciado lo ocurrido, pero el interior pide verdad”, ya que, en sus palabras, está seguro de que esa verdad y esa recuperación de los restos humanos aportarán tranquilidad y descanso a la familia.

Y otra novedad que se ha presentado en el acto de hoy es la imagen creada con la intención de dar una visión integral a los trabajos que se seguirán realizando para la recuperación de la memoria histórica de Galdakao. La imagen ha sido creada expresamente por el artista galdakoztarra Jabier Elorriaga, a petición del Ayuntamiento y, a partir de ahora, será la que represente la memoria histórica de Galdakao. La periodista de ETB Andrea Arrizabalaga, que ha presentado el acto, ha leído la explicación escrita por Elorriaga: «Hay acciones humanas oscuras que enmudecen las culturas que construimos. Son de una violencia extrema. Hay pocas imágenes que puedan dar cuenta de ello. Imágenes de cuerpos despojados que miran sin consuelo otros cuerpos tendidos sobre la tierra. Pero hay otras formas que se levantan silenciosas en recuerdo de aquellos que ya no están. Son agujeros o masas sin imagen. Esas formas circulares, a veces vacías, a veces llenas, que aparecen en el dibujo quieren representar el hueco de las miradas detenidas en la tragedia de las guerras. Ojala que, en su soledad, lleguen a cumplir esa difícil misión”.

Ha habido más representaciones artísticas: el coro de la escuela de música de Galdakao Máximo Moreno, y las melodías de violonchelo y violín de las profesoras de la misma escuela, Nerea Aizpurua y Ainara Rua, han amenizado el evento, y la innovadora coreografía creada expresamente para el aniversario por las bailarina June Agirre y Garazi Arrese han emocionado especialmente a las y los asistentes. 

El acto de reconocimiento ha concluido con la mirada puesta en el futuro. Alumnas y alumnos del instituto Bengoetxe, del instituto Elexalde y de la ikastola Eguzkibegi han dibujado ese futuro, esa continuación y transmisión de la memoria. 

El alcalde ha hecho un llamamiento a todas y todos los ciudadanos y agentes para que conserven la memoria del pueblo: "Os animo a que cuidéis nuestra memoria. Quien esté interesado, que se dirija a preguntar por lo ocurrido. Quien lo conozca, que lo transmita. Y, desde las instituciones, impulsemos este tipo de iniciativas”. En ese sentido, ha agradecido a la asociación Galdakao Gogora el trabajo que está realizando para recuperar la memoria.

El homenaje ha finalizado con una ofrenda floral desde la representación del presente y el futuro. El alcalde Hernando en nombre del pueblo, y alumnas y alumnos de los tres centros escolares mencionados, han colocado sendos ramos de flores en el monolito que recuerda a las víctimas de aquel fatal bombardeo. A continuación, ciudadanía y participantes han ofrecido claveles rojos, entre los que se encontraban familiares de las víctimas, miembros de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Galdakao y representantes de agentes sociales y políticos de Galdakao y del País Vasco, como, por ejemplo, Roberto Palacios, del Instituto Gogora del Gobierno Vasco, y el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

Tras el evento principal y para continuar con la Semana de la Memoria que se viene celebrando desde el lunes en la localidad, hoy a las 19:00 horas se presentará y proyectará en la sala de exposiciones de Torrezabal el documental `1937: Udaberri bako urtea ', elaborado por Xabi Ealo. Mañana por la tarde se realizará una visita guiada por el recorrido urbano de la memoria, que partirá a las 18:00 horas desde Kurtzeko plaza. El sábado, por su parte, la visita guiada se realizará por el Cinturón de Hierro, partiendo a las 09:00 horas desde Kurtzeko plaza. La exposición ‘La Guerra Civil en Galdakao’ está abierta hasta el domingo en la sala de exposiciones de Torrezabal. El Ayuntamiento invita a la ciudadanía a conocer su historia y participar en dichos actos.