Volver arriba
  • 20/12/2019

El gobierno municipal presentará en enero el plan de gobierno que será “la brújula” para toda la legislatura

El alcalde Iñigo Hernando ha realizado, junto a la vicealcaldesa Mari Paz Losada, una valoración de lo realizado hasta ahora, para ponerse mirando al futuro. Se ha referido al trabajo hecho y a los obstáculos encontrados, y ha destacado la base principal del cambio: "el cambio de filosofía"; la cercanía hacia la ciudadanía, o la cooperación entre el ayuntamiento y las y los ciudadanos. Ha hecho saber que el equipo de gobierno dará a conocer en enero el plan de gobierno que será "la brújula" para toda la legislatura.


El alcalde ha hablado en nombre de los cuatro grupos que conforman el equipo de gobierno de Galdakao al hacer la valoración, y ha mencionado, precisamente, la peculiaridad de un gobierno formado por cuatro grupos: "está siendo un camino muy rico; para avanzar entre cuatro grupos es imprescindible la cooperación y está siendo muy enriquecedor".


La mayor dificultad, en cambio, es el "bloqueo burocrático". El nuevo gobierno se ha topado con un funcionamiento lleno de obstáculos, por lo que está trabajando para que el ayuntamiento sea una administración mucho más fluida.


El alcalde también se ha referido a los y las trabajadoras para mostrarles el agradecimiento de todo el equipo de gobierno: les ha agradecido por todo lo que están enseñando y ayudando al nuevo gobierno. "Sin ellas y ellos no hubiera sido posible".


Además de intentar agilizar los trabajos administrativos, Hernando ha señalado que tiene como prioridad la cercanía con la ciudadanía, y que en ello trabaja desde el principio el nuevo gobierno.


Entre lo realizado hasta ahora, ha explicado que el ayuntamiento se ha dedicado a sacar adelante proyectos que estaban paralizados o atrasados, y que ha tomado varias medidas que, aunque sean "pequeñas" afectan directamente a gran parte de la ciudadanía. El haber ampliado el horario de la biblioteca para estudiar, por ejemplo, es un hecho que han agradecido explícitamente las y los estudiantes.


En lo que se refiere a infraestructuras, también ha realizado trabajos para mejorar la calidad de vida de muchas ciudadanas y ciudadanos. Desde octubre se han invertido 300.000 euros en arreglar aceras, asfaltar vías y mejorar infraestructuras. Las y los vecinos de la calle Bizkai que pedían desde hace mucho remodelaciones en un garaje por problemas de accesibilidad, por ejemplo, se han mostrado agradecidos por haber saciado, por fin, sus necesidades.


El Plan de Empleo también ha tenido mayor inversión que nunca, superando el techo de un millón de euros.


También se han puesto en marcha 15 contrataciones para hacer arrancar otros tantos proyectos; entre otros, el de los ascensores de Aperribai y el de derribar la pasarela de Urreta. Son obras que ya se han licitado, por lo que se materializarán en breve.


De todas maneras, el alcalde ha hecho hincapié en el "cambio de filosofía". Ha dado importancia a que ayuntamiento y ciudadanía cooperen, y ha recordado que los dos proyectos puestos en marcha en ese sentido han sido todo un éxito. Hernando ha aplaudido la buena acogida que han tenido los presupuestos participativos y el proceso para diseñar el plan de movilidad urbana, respuesta que, en opinión del alcalde, ha demostrado la predisposición que tiene la ciudadanía para participar en la construcción de su pueblo. El ayuntamiento tiene intención de seguir en esa vía.


Además de todo eso, el equipo de gobierno también ha estado trabajando el plan del gobierno del futuro. Cada uno de los cuatro grupos que componen el equipo de gobierno se presentó a las elecciones con su propio programa y todos trabajan por, cosiendo esos cuatro proyectos, redactar un nuevo proyecto unificado; un proyecto concreto, palpable y realizable. "Ese será nuestra brújula para cuatro años", ha explicado el alcalde. Será en enero cuando se presente ese plan de gobierno que acogerá proyectos y actuaciones concretas.