Volver arriba
  • 09/11/2020

El Ayuntamiento exige a los organismos competentes que cumplan con el compromiso de la llegada del metro a Galdakao

Metro Bilbao, que cumple estos días 25 años, ha desarrollado una larga trayectoria durante estas dos décadas y media, con nuevos destinos, estaciones y líneas ampliadas. En los últimos años hemos escuchado muchas promesas sobre que ese metro llegará pronto a Galdakao y Usansolo. Sin embargo, es evidente que, a pesar de las declaraciones, se ha dejado fuera de este proyecto al municipio de Galdakao y alrededores, aunque se trate de una infraestructura que daría servicio a miles de personas y mejoraría notablemente la movilidad de cara al hospital comarcal.


Hagamos, de forma rápida, un ejercicio de memoria; recordemos algunas de las declaraciones realizadas con tanta contundencia, por ejemplo, en los dos últimos años:



  • En enero de 2019 el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, confirmó que el metro llegará a Galdakao: "La mejor garantía es que las obras comenzarán en 2021".

  • En mayo de 2019, Rementeria dijo que se trataba de un compromiso ya adquirido: "La decisión de trasladar el metro a Galdakao está tomada", dijo en declaraciones a los medios durante la campaña electoral, en la que acudió a Galdakao junto a la consejera de Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantza Tapia. Las obras se iniciarían en 2021, y para ello el Gobierno Vasco y la Diputación de Bizkaia realizarían sus aportaciones económicas ese mismo 2019. "Hemos completado la Línea 3 y nuestro siguiente compromiso es traer el metro a Galdakao y al Hospital de Usansolo". Así lo dijo Rementeria en la plaza Lehendakari Agirre, donde aseguró que pronto contaría con un fosterito.

  • Rementeria reiteró, en enero de 2020 en las Juntas Generales de Bizkaia, su compromiso de iniciar en 2021 las obras para llevar el metro a Galdakao.

  • El Ayuntamiento de Galdakao se reunió con la Red Ferroviaria Vasca ETS-RFV el pasado mes de octubre, de donde salió con buena sensación viendo la continuidad del proyecto.

  • Recientemente, sin embargo, la Diputación ha supeditado las líneas 4 y 5 a las subvenciones europeas. El pasado 28 de octubre, el diputado general anunció que la gran mayoría de los proyectos que tenían previstas se ejecutarán también sin ayudas europeas. Entre otros, el subfluvial de Lamiako o la prolongación de la Supersur. No obstante, condicionó la llegada del metro a Galdakao a dichas ayudas.


El Ayuntamiento de Galdakao pide firmemente que el proyecto no se condicione a fondos europeos. La apuesta por esta nueva línea debe ser clara, máxime cuando se trata de una promesa repetida durante tantos años, y la Diputación ha mostrado su intención de mantener otros proyectos aunque carezcan de ayudas europeas.


Hay una deuda histórica con el pueblo de Galdakao y el Ayuntamiento pide a los organismos competentes que apoyen este proyecto, aunque no se pague con fondos europeos. El Ayuntamiento seguirá dando los pasos necesarios para que así sea y el metro llegue, cuanto antes, a Galdakao.